Inicio / Protección derechos / Grupos Étnicos / Derechos / imprimir pagina

A

A

A

Derechos


Los Grupos étnicos constituyen alrededor del 13,91% de la población colombiana; es decir, son grupos minoritarios cuyos derechos deben ser garantizados para asegurar su supervivencia. Para ello la Constitución y los tratados de derechos humanos ratificados por el Estado los reconocen como sujetos de derechos colectivos de carácter fundamental.

Siguiendo la jurisprudencia de la Corte Constitucional puede afirmarse que:

  • Los Grupos étnicos son sujetos colectivos autónomos y no una simple sumatoria de sus miembros. Los individuos que integran estos grupos se realizan a través de los mismos, hacen parte de una unidad con la cual se identifican a partir de las distintas vivencias comunitarias.
  • Por ello, el grupo étnico y los individuos que lo conforman son titulares de derechos fundamentales. Esto es consecuencia necesaria del principio de reconocimiento de diversidad étnica y cultural de la nación colombiana.

Teniendo como fundamento el convenio 169 de la OIT y la Constitución Política colombiana los derechos fundamentales de los grupos étnicos son: el derecho a la identidad étnica y cultural, al territorio, a la autonomía, a la participación y al desarrollo propio. Estos derechos tienen alcance diferente según el grupo étnico de que se trate, pues la Constitución y su desarrollo normativo han delimitado el marco aplicable para cada grupo étnico.

EL DERECHO A LA IDENTIDAD DE LOS GRUPOS ETNICOS

El derecho a la identidad cultural se deriva del principio a la diversidad cultural establecido, entre otros, en los artículos 1, 7 y 70 de la Constitución Política colombiana. Es un derecho fundamental de los grupos étnicos, de carácter colectivo, que se necesita garantizar para su supervivencia como colectividades con formas de vida y concepciones del mundo diferentes a las de la sociedad mayoritaria. El derecho a la identidad étnica y cultural comprende entre otros: el derecho al mantenimiento de sus usos y costumbres (trajes, rituales, alimentación etc); el derecho a la utilización de su propio idioma (educación bilingüe, traducción en caso de ser necesario, la oficialidad de la lengua, la toma de medidas que eviten la extinción de la lengua); el derecho a la cultura material (protección del conocimiento tradicional, de la religión y/o prácticas tradicionales, de la medicina tradicional, de los sitios arqueológicos, históricos y sagrados, a las expresiones de su cultura, arte, etc); y el derecho a la etno-educación.

EL DERECHO AL TERRITORIO DE LOS GRUPOS ETNICOS

El derecho al territorio es un derecho fundamental de carácter colectivo de los grupos étnicos. En ese sentido la Corte Constitucional ha entendido que: “El grupo étnico requiere, para sobrevivir, del territorio sobre el cual se ha asentado”. Corte Constitucional. Sentencia T-188 de 1993

La Constitución Política en desarrollo del principio de diversidad étnica y cultural dispone en su artículo 63 que las tierras comunales de los grupos étnicos y las tierras de resguardos son imprescriptibles, inenajenables e inembargables, protegiendo de manera especial los aspectos colectivos del territorio de los grupos étnicos. Es de señalar que la propiedad colectiva de los grupos étnicos, de la misma manera que la propiedad privada, está dotada de una función social y ecológica que implica obligaciones.

DERECHO A LA AUTONOMIA DE LOS GRUPOS ETNICOS

El derecho a la autonomía de los grupos étnicos es el derecho del grupo a regirse según sus usos y costumbres. Este derecho se deriva de la política de reconocimiento del Estado a grupos diferenciados que existen en su interior.

Esta noción no es equiparable al concepto de soberanía cuya titularidad corresponde a los Estados independientes, por ello, la autonomía se expresa en relación con el Estado colombiano que reconoce al grupo étnico.

El derecho a la autonomía es necesario para la reproducción étnica y cultural de los grupos étnicos, la plena realización de este derecho permite que el grupo étnico no sea asimilado a la sociedad mayoritaria, por ello, este derecho además de ser colectivo es un derecho fundamental.

La protección del derecho a la autonomía de los grupos étnicos comprende la garantía de las normas comunitarias que regulan la convivencia: el rol de las autoridades propias (familia extensa, consejos de ancianos, autoridades tradicionales, etc); las formas propias de resolución de conflictos internos, la forma de contraer alianzas matrimoniales, las fechas sagradas, etc.

EL DERECHO A LA PARTICIPACION DE LOS GRUPOS ETNICOS

La Constitución Política señala que el Estado colombiano es un Estado social de derecho, democrático, participativo y pluralista, en consecuencia consagra como uno de sus fines esenciales la promoción de la participación de todos en la vida económica, política, administrativa y cultural de la nación colombiana. En consecuencia, la Constitución establece nuevas formas de participación ciudadana y los mecanismos para su protección: la acción de tutela, las acciones populares y de grupo, el derecho de petición, las veedurías ciudadanas.

Tratándose de los grupos étnicos, el derecho colectivo a participar en los asuntos que los afectan adquiere el carácter de fundamental, puesto que se encuentra en relación directa con el mantenimiento de la identidad étnica y cultural de los mismos. Los artículos 6 y 7 del Convenio 169 de la OIT establecen la obligación de los gobiernos de garantizar el derecho a la participación de los pueblos indígenas y tribales en las instituciones legislativos y administrativas. El Convenio establece un mecanismo específico de participación de los grupos étnicos: la consulta previa.

EL DERECHO AL DESARROLLO PROPIO DE LOS GRUPOS ETNICOS

El derecho al desarrollo propio está relacionado con la prospección de futuro que cada cultura se plantea a sí misma. En este sentido los planes y programas formulados por los pueblos desde su propia perspectiva cultural, constituyen elementos de la construcción y adecuación intercultural que el desarrollo nacional requiere.

Este derecho pone en evidencia la estrecha conexión entre los derechos políticos y civiles, los derechos sociales económicos y culturales y los derechos colectivos de los grupos étnicos.

El derecho al desarrollo propio implica una obligación de hacer a cargo del Estado; no es un simple derecho programático, es un derecho realidad que se expresa en el diseño y ejecución de políticas públicas, de manera tal que el Estado debe garantizar de manera efectiva los derechos básicos de los grupos étnicos: derechos al agua potable, a la salud, a la vivienda digna, a la educación, al trabajo, etc.

    
 
domingo, 8 mayo 2011 11:07 PM
Especiales: 100 días de procuraduría ciudadana
Especial: 100 días
Ser Corrupto No Aguanta
Carta a los jóvenes